Cianotipia

Tiempo de lectura estimado: 13 minutos

La cianotipia (del griego antiguo κυάνεος – kuáneos, «azul oscuro» + τύπος – túpos, «marca, impresión, tipo») es una formulación de impresión fotográfica económica y de reacción lenta, sensible a un espectro limitado de luz azul y ultravioleta cercana, el rango de 300nm a 400nm conocido como radiación UVA.

Produce una impresión cian-azul que se utiliza para el arte como imagen monocromática aplicable en una gama de soportes, y para la reprografía en forma de planos. Para cualquier propósito, el proceso suele utilizar dos productos químicos: citrato de amonio férrico u oxalato de amonio férrico, y ferricianuro de potasio, y sólo agua para revelar y fijar. Anunciado en 1842, sigue utilizándose.


Historia de la cianotipia

El proceso de cianotipia fue inventado por el astrónomo y químico John Frederick William Herschel (británico, 1792-1871) y aparece en su artículo «On the Action of the Rays of the Solar Spectrum on Vegetable Colours and on Some New Photographic Processes» (Sobre la acción de los rayos del espectro solar sobre los colores vegetales y sobre algunos nuevos procesos fotográficos), que fue presentado a la Royal Society de Londres el 16 de junio de 1842.

El nombre de cianotipia deriva del nombre griego cyan, que significa «impresión azul oscuro». Los cambios de color de la solución de sales de hierro fueron advertidos por primera vez por el conde Bestuscheff en 1725 y descritos con mayor precisión en 1831 por Johann Wolfgang Doebereiner (1780-1849).

Tarjeta postal con cianotipo, Racine, Wisconsin, c. 1910
Tarjeta postal con cianotipo, Racine, Wisconsin, c. 1910

El pigmento inorgánico azul de Prusia (complejo de ferrato de hexaciano de hierro hidratado), que es el material formador de imágenes de las cianotipias, fue preparado por primera vez por Heinrich Diesbach en Berlín entre 1704 y 1710 y se utilizó después de aproximadamente 1730 como pigmento en pinturas al óleo y acuarelas.

Herschel experimentó con el proceso de cianotipia en la década de 1840 e inspiró a Anna Atkins, hija de su amigo el Dr. John Children, a ilustrar sus estudios botánicos con fotogramas de cianotipia. Los tres volúmenes de su libro Photographs of British Algae: Cyanotype Impressions (1843-53) representan los primeros ejemplos de libros ilustrados con imágenes producidas fotogénicamente.

El proceso de cianotipia se utilizó raramente hasta la década de 1880, cuando se convirtió en un proceso de prueba barato para el colodión, las placas de gelatina seca y la película de rollo de gelatina antes de la impresión final, que utilizaba procesos fotográficos más caros basados en la plata o el platino. Desde la década de 1870 hasta aproximadamente la década de 1950, cuando fue sustituido por procesos reprográficos basados en el diazo, el proceso de cianotipia y sus variantes fueron los principales procesos utilizados por los ingenieros y arquitectos para copiar planos.

El primer papel de cianotipia comercial estuvo disponible en 1872 en Francia, donde fue producido por Marion et Cie en París con el nombre de papier ferro-prussiate. Los estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts fueron instruidos en el uso de la cianotipia para fines reprográficos (planos) desde 1875.

La primera máquina comercial de cianotipia fabricada en Suiza se introdujo en Estados Unidos en la Exposición del Centenario de Filadelfia de 1876. El papel de cianotipia sensibilizado sigue estando disponible hoy en día para la enseñanza de los estudiantes y como juguete educativo. También hay kits para hacer cianotipos.

El proceso de cianotipia, junto con otros procesos fotográficos más antiguos, fue recuperado por los fotógrafos contemporáneos en la década de 1960. Los procesos más antiguos se consideraban alternativas al proceso de gelatina de plata con material fotográfico comercial.

Es interesante observar que hoy en día, a medida que la fotografía digital sustituye a todas las aplicaciones de la fotografía «química» clásica, el propio proceso de gelatina de plata pronto se considerará un proceso fotográfico alternativo.

Dos tipos de material de cianotipia comercial disponibles a principios del siglo XX. Papel satinado francés Jr., Ideal, Eastman's Blue Print, Opto, E.A. Ferroprussiate Postal azul de Eastman Silkdown (tejido de cianotipia)
Dos tipos de material de cianotipia comercial disponibles a principios del siglo XX. Papel satinado francés Jr., Ideal, Eastman’s Blue Print, Opto, E.A. Ferroprussiate Postal azul de Eastman Silkdown (tejido de cianotipia)

Descripción del proceso de cianotipia

Proceso general

El principio general del proceso de cianotipia es la reducción fotoquímica de sales de hierro (III) a sal de hierro (II) que reacciona con ferricianuro de potasio (prusiato rojo de hierro), formando un complejo intensamente azul. El proceso consta de varios pasos sencillos:

1. El papel u otro material seleccionado se recubre con una mezcla de sal de hierro (III) (hoy en día principalmente de citrato de amonio férrico) y ferricianuro de potasio. El recubrimiento debe aplicarse bajo una luz tenue debido a la sensibilidad a la luz.

2. La capa amarilla-verdosa resultante del material sensibilizado se seca en la oscuridad.

3. El material secado y sensibilizado se expone bajo un negativo u otro material parcial o totalmente opaco (cuando se crean fotogramas) a una luz intensa (sol o una fuente de luz UV artificial), normalmente en un marco de impresión que asegura un buen contacto entre el negativo y el material sensibilizado.

4. La exposición a la luz se realiza mediante la exposición simultánea de una cuña sensitométrica o se cronometra en base a en la exposición y el desarrollo de una serie de muestras de ensayo.

5. El material expuesto se transfiere a un baño de agua para completar la formación del azul de Prusia en las zonas expuestas a la luz y para disolver cualquier mezcla no expuesta de compuestos sensibilizadores. El desarrollo completo de la imagen azul puede verse favorecido por la adición de una solución de peróxido de hidrógeno al baño. De lo contrario, la imagen azul sólo puede evaluarse después de que el material se haya secado y oxidado completamente por exposición al aire.

Fórmula y método de Herschel

En un procedimiento típico, se mezclan volúmenes iguales de una solución de ferricianuro de potasio al 8,1% (p/v) y una solución de citrato de amonio férrico al 20%. El contraste general de la solución sensibilizadora puede aumentarse con la adición de aproximadamente 6 gotas de dicromato de potasio en solución al 1% (p/v) por cada 2 ml de solución sensibilizadora.

Esta solución ligeramente fotosensible se aplica entonces a una superficie receptiva (como papel o tela) y se deja secar en un lugar oscuro. Los cianotipos pueden imprimirse en cualquier soporte capaz de absorber la solución de hierro. Aunque el papel de acuarela es el medio preferido, se han utilizado aprestos de algodón, lana e incluso gelatina sobre superficies no porosas. Hay que tener cuidado de evitar los papeles con tampón alcalino, que degradan la imagen con el tiempo.

Se puede producir una imagen exponiendo el papel sensibilizado a una fuente de luz ultravioleta (como la luz solar) como una impresión de contacto. La combinación de la luz ultravioleta y el citrato reduce el hierro (III) a hierro (II). A continuación, se produce una reacción compleja del hierro (II) con el ferricianuro. El resultado es un pigmento azul insoluble (ferrocianuro férrico) conocido como azul de Prusia. El tiempo de exposición varía mucho, desde unos pocos segundos con luz solar directa intensa hasta exposiciones de 10 a 20 minutos en un día sin luz.

Tras la exposición, el papel se revela lavándolo en agua corriente fría: las sales de hierro (III) solubles en agua se eliminan. Las partes expuestas al ultravioleta se vuelven azules, ya que el pigmento azul de Prusia no soluble en agua permanece en el papel. Esto es lo que da a la impresión su típico color azul. El color azul se oscurece al secarse.

Fórmula mejorada

Los ingredientes han permanecido prácticamente inalterados desde su creación en 1840. En 1994, Mike Ware mejoró la fórmula de Herschel con oxalato amónico de hierro (III), también conocido como oxalato férrico de amonio, para sustituir al variable y poco fiable citrato férrico de amonio.

La solución es bien absorbida por las fibras del papel, por lo que no se acumula en la superficie ni produce una «pegajosidad» que pueda adherirse a los negativos. El papel retiene mejor el pigmento, ya que apenas se pierde la imagen del azul de Prusia en la fase de lavado, y la exposición es más corta (entre 4 y 8 veces) que en el proceso tradicional. La solución de cianotipia, incluso una vez que se ha lavado su exceso con agua, sigue siendo fotosensible en cierta medida. Una impresión que haya sido almacenada o expuesta a una luz brillante acabará por desvanecerse, ya que la luz provoca una reacción química que cambia el azul de Prusia de la cianotipia a blanco. Sin embargo, este proceso puede invertirse almacenando los cianotipos en la oscuridad. Esto les devolverá su vitalidad original.

Diferentes niveles de composición de citrato de amonio férrico (u oxalato) y ferricianuro de potasio darán lugar a una variedad de efectos en los cianotipos finales. Las mezclas de mitad de citrato de amonio férrico y mitad de ferricianuro de potasio producirán un tono de azul medio y uniforme que es el más comúnmente visto en un cianotipo. Una mezcla de un tercio de citrato de amonio férrico y dos tercios de ferricianuro de potasio producirá un azul más oscuro y una impresión final de mayor contraste.

Las desventajas de la fórmula de Ware son un mayor coste, una preparación más complicada y un nivel de toxicidad.

Fórmula Blue Flash

El YouTuber Prussian blues desarrolló esta fórmula que reduce drásticamente el tiempo de exposición y da una buena gama de tonos con negativos normales, a diferencia de la cianotipia clásica que necesita curvas de corrección para obtener una buena gama de tonos. Se utiliza una fina capa de solución de Oxalato de Amonio Férrico al 20% para sensibilizar el papel (debe ser lo más fina posible para que funcione correctamente).

La solución de oxalato de amonio férrico es sensible a la luz ultravioleta por sí sola, por lo que debe mantenerse en un recipiente hermético a la luz. Después de que el papel esté seco, se puede exponer; la exposición puede ser diferente dependiendo de la fuente de luz UV, pero 35-40 segundos de luz solar directa es un buen punto de partida. No habrá ninguna diferencia visible en el papel después de la exposición.

Para el revelado, se puede utilizar ferrocianuro de potasio al 5% con ácido sulfámico añadido para conseguir un PH de 3-4. El revelado es necesario durante al menos unos segundos, pero no más. El revelador se puede reutilizar. Luego lavar con una solución de ácido cítrico al 2%. Después lavar con agua y secar.

Plano de construcción de la clase S - la textura de fondo que se ve aquí es en realidad la trama del lino almidonado del dibujo original entintado; de la Colección Haffenreffer-Herreshoff del Museo MIT. Este tipo de planos, llamados en ingles blueprints eran copiados a través de cianotipia
Plano de construcción de la clase S – la textura de fondo que se ve aquí es en realidad la trama del lino almidonado del dibujo original entintado; de la Colección Haffenreffer-Herreshoff del Museo MIT. Este tipo de planos, llamados en ingles blueprints eran copiados a través de cianotipia

Grabado

El tipo más sencillo de cianotipia es el fotograma, que se realiza colocando objetos sobre papel sensibilizado. Las plantas frescas o prensadas son un tema típico, pero cualquier objeto opaco o translúcido creará una imagen. Una lámina de vidrio presiona los objetos planos para que entren en contacto con el papel, lo que da lugar a una imagen nítida. De lo contrario, los objetos tridimensionales o no perfectamente planos crearán una imagen más o menos borrosa en función de la incidencia y la amplitud de la fuente de luz.

Una variante de los fotogramas son los quimigramas. La solución de cianotipia se aplica, vierte o rocía de forma irregular. Una variante de la pintura de acción resulta del lavado y la aplicación repetida, colocando objetos encima.

Se pueden realizar impresiones más sofisticadas a partir de obras de arte o imágenes fotográficas sobre soportes transparentes o translúcidos. El proceso de cianotipia invierte la luz y la oscuridad, por lo que se requiere un original negativo para imprimir como imagen positiva. Los negativos fotográficos de gran formato o los negativos digitales transparentes pueden producir imágenes con una gama tonal completa, o se puede utilizar película litográfica para crear imágenes de alto contraste.

La cianotipia puede imprimirse en combinación con gumoil, o con una imagen de bicromato de goma, en la que, para obtener imágenes a todo color a partir de separaciones de color, puede formar la capa azul; o puede combinarse con una capa pintada o dibujada a mano.

Tonificación

En una cianotipia, el azul suele ser el color deseado. Sin embargo, se puede conseguir una variedad de efectos alternativos. Éstos se dividen en tres categorías: reducir, intensificar y tonificar. Es habitual blanquear las impresiones antes de tonificarlas, pero también es posible conseguir diferentes efectos tonificando las impresiones sin blanquearlas.

Los procesos de blanqueo son formas de disminuir la intensidad del azul. Para ello se puede utilizar carbonato sódico, amoníaco, bórax, revelador fotográfico Dektol y otros productos químicos. La lejía doméstica también es eficaz, pero tiende a destruir la base del papel.

La cantidad y el tiempo de blanqueo dependen del contenido de la imagen, del grosor de la emulsión y del tipo de tonificación que se utilice. Cuando se utiliza un agente blanqueador, es importante controlar el proceso de blanqueo lavando con agua limpia tan pronto como se consiga el efecto deseado, para evitar la pérdida de detalle en los reflejos.

Los procesos de intensificación reforzarán el efecto azul. Los productos químicos utilizados son el peróxido de hidrógeno o sustancias ácidas suaves: ácido cítrico, zumo de limón, vinagre o ácido acético, etc. También pueden utilizarse para acelerar el proceso de oxidación que crea el pigmento azul.

Los procesos de tonificación se utilizan para cambiar el color del óxido de hierro en la impresión. El cambio de color varía según el reactivo utilizado. Se pueden utilizar diversos agentes, como varios tipos de té, café, vino, orina, ácido tánico o ácido pirogálico, que dan lugar a tonos que varían del marrón al negro. La mayoría de los procesos de tonificación tiñen en cierta medida las partes blancas de una impresión.

Conservación a largo plazo de la cianotipia

La cianotipia, una de las tecnologías de impresión más robustas de la época victoriana, es bastante estable por sí misma, pero, a diferencia de la mayoría de los procesos históricos y actuales, las impresiones no reaccionan bien a los entornos básicos, por lo que se desaconseja almacenar o presentar la impresión en cartones de museo químicamente amortiguados, ya que esto hace que la imagen se desvanezca.

Otra característica inusual del cianotipo es su comportamiento regenerativo: las impresiones que se han desvanecido debido a una exposición prolongada a la luz a menudo pueden recuperar significativamente su tono original simplemente almacenándolas temporalmente en un entorno oscuro.

Los cianotipos sobre tela son permanentes, pero deben lavarse a mano con jabón sin fosfatos para que el cian no se vuelva amarillo.

Aplicaciones principales

Alternativa más barata, sencilla y estable a los procesos de impresión fotográfica de albúmina de plata, colodión de plata y gelatina de plata. El color azul de una fotografía final puede utilizarse de forma creativa o considerarse estéticamente inaceptable

Fue uno de los procesos utilizados para producir fotografías en textil. Como dato curioso, la cianotipia fue empleada en la producción de sellos de correos y billetes de banco durante el asedio de Mafeking, en la Guerra de los Bóers, 1899-1900.

Para más información CYANOTYPE

Más artículos en la serie Historia química de la fotografía

  1. Antecedentes de la fotografía
  2. Calotipo
  3. Cianotipia
  4. Daguerrotipo
  5. Fotograbado
  6. Gelatina de plata
  7. Heliografía
  8. Impresión a la albúmina
  9. Impresión al carbón
  10. Impresión en platino
  11. Proceso del colodión
Print Friendly, PDF & Email

Como citar este artículo:

APA: (2022-12-22). Cianotipia. Recuperado de https://quimicafacil.net/curiosidades-de-la-quimica/historia-quimica-de-la-fotografia/historia-quimica-de-la-fotografia-xi-cianotipia/

ACS: . Cianotipia. https://quimicafacil.net/curiosidades-de-la-quimica/historia-quimica-de-la-fotografia/historia-quimica-de-la-fotografia-xi-cianotipia/. Fecha de consulta 2023-02-02.

IEEE: , "Cianotipia," https://quimicafacil.net/curiosidades-de-la-quimica/historia-quimica-de-la-fotografia/historia-quimica-de-la-fotografia-xi-cianotipia/, fecha de consulta 2023-02-02.

Vancouver: . Cianotipia. [Internet]. 2022-12-22 [citado 2023-02-02]. Disponible en: https://quimicafacil.net/curiosidades-de-la-quimica/historia-quimica-de-la-fotografia/historia-quimica-de-la-fotografia-xi-cianotipia/.

MLA: . "Cianotipia." https://quimicafacil.net/curiosidades-de-la-quimica/historia-quimica-de-la-fotografia/historia-quimica-de-la-fotografia-xi-cianotipia/. 2022-12-22. Web.

Si tiene alguna pregunta o sugerencia, escribe a administracion@quimicafacil.net, o visita Como citar quimicafacil.net