Corrosión

La corrosión es el fenómeno por el cual un material se deteriora como consecuencia de un ataque electroquímico procedente de su entorno. En términos generales, los materiales tienden a buscar su forma de mayor estabilidad o menor energía interna. La velocidad de corrosión depende de la temperatura, salinidad del fluido que esta en contacto con el metal y en general de las propiedades del metal.

La corrosión esta basada en reacciones químicas de oxido-reduccion y afecta principalmente a metales, generando herrumbre en hierro y acero y patinas de color verde en el cobre y sus aleaciones, aunque también puede presentarse en cerámicas y polímeros.

Fundamentación teórica

La forma de corrosión más sencilla de estudiar y observar es la producida en metales en contacto con disoluciones acuosas, donde los electrolitos presentes interactúan con los átomos del metal en la capa límite de contacto originándose semirreacciones de oxidación, atacando así el metal.

El óxido formado generalmente tiene baja solubilidad en el solvente, además, si es compacto, puede formar una película que protegerá el metal de un proceso de corrosión continuo, como en el caso del aluminio. Pero algunas capas de oxido son porosas, como en el hierro, lo que permite el contacto de las siguientes capas de metal con el medio, generándose un proceso de corrosión continua.

Existen diversas técnicas para prevenir y retrasar el proceso de corrosión. La corrosión es un proceso redox. Dos metales con diferentes potenciales de reducción en contacto, constituyen una pila electroquímica, donde la reacción que la gobierna provoca la oxidación del metal con potencial inferior.

Materiales

  • 4 cajas de Petri
  • Balón aforado de 100 mL
  • Balanza analítica
  • Vidrio de reloj
  • Agitador de vidrio
  • Espátula
  • Vasos de precipitado de 100 y 250 mL
  • Embudo de decantación
  • Pipeta de 10 mL
  • Pipeteador o propipeta

Reactivos

  • Cloruro de sodio
  • Solución indicadora de Fenolftaleína
  • Ferricianuro de potasio
  • Puntillas de hierro
  • Alambre de cobre
  • Cinta de magnesio

Procedimiento

Preparar 100 mL de solución de cloruro de sodio 0,1 M y llenar las 4 cajas de Petri hasta la mitad de la altura con dicha solución.

Colocar unas gotas de solución indicadora de fenolftaleína y un cristal pequeño de ferricianuro de potasio en cada caja de Petri.

Lavar y limpiar seis puntillas de hierro, lijando suavemente su superficie. A dos de las puntillas enrollar con alambre de cobre y otras dos puntillas, enrollarlas con cinta de magnesio.

Puntillas enrolladas con distintos metales

En la primera caja de Petri colocar una puntilla enrollada con alambre de cobre, en la segunda caja, una puntilla enrollada con cinta de magnesio y en la tercera una puntilla sola. En la cuarta caja de Petri, disponer de una puntilla enrollada con alambre de cobre, una puntilla enrollada con cinta de magnesio y una puntilla limpia, dejando espacio entre cada puntilla.

Dejar las cajas de Petri en reposo por espacio de media hora o mas y observar. Anotar las observaciones.

Después del experimento

Analizar la formación de oxido en cada caja de Petri de la primera a la tercera, ¿en cuales casos se oxido el hierro? ¿en cuales se oxidó el otro metal? ¿Cómo se evidencia la reacción de oxidación?

Para el caso de la cuarta caja de Petri, analizar en cual de las puntillas se presenta oxidación y como es el comportamiento observado en las otras dos puntillas.

¿para que se emplea la solución indicadora de fenolftaleína?

Recomendaciones de seguridad

En todo momento se deben utilizar los elementos de seguridad básicos en el laboratorio de química (bata de laboratorio, guantes, gafas de seguridad y demás que sean exigidos por las normas internas, locales o nacionales. Los residuos generados por la práctica deben ser dispuestos de manera adecuada según las normas de laboratorio y las normas locales y nacionales respectivas.

Mayor información

Corrosion of Iron Experiment

Clasificación

Nivel: Universitario

Tipo: Practica de enseñanza

Riesgo: medio