Metronidazol

El metronidazol, que se comercializa bajo el nombre de marca Flagyl, entre otros, es un antibiótico y un medicamento antiprotozoario, que se utiliza solo o con otros antibióticos para tratar la enfermedad inflamatoria pélvica, la endocarditis y la vaginosis bacteriana.

Es eficaz para la dracunculosis, la giardiasis, la tricomoniasis y la amebiasis. Es una opción para el primer episodio de Clostridium difficile de leve a moderada si no se dispone de vancomicina o fidaxomicina. El metronidazol está disponible por vía oral, en forma de crema y por inyección.

Estructura 2D del metronidazol
Estructura 2D del metronidazol

Los efectos secundarios comunes incluyen náuseas, un sabor metálico, pérdida del apetito y dolores de cabeza. Ocasionalmente pueden ocurrir convulsiones o alergias al medicamento.

Algunos autores afirman que el metronidazol no debe utilizarse en el inicio del embarazo, mientras que otros afirman que las dosis para la tricomoniasis son seguras. No debe utilizarse cuando se está en periodo de lactancia.

El metronidazol comenzó a utilizarse comercialmente en Francia en 1960. Está en la Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud, los medicamentos más seguros y eficaces que se necesitan en un sistema de salud.

Las píldoras son relativamente baratas, con un costo entre 0,01 y 0,10 dólares cada una. En los Estados Unidos, son aproximadamente 26 dólares por diez días de tratamiento. En 2016, fue el 71º medicamento más prescrito en los Estados Unidos, con más de 11 millones de recetas.

Historia

El metronidazol es uno de los raros ejemplos de un medicamento desarrollado contra un parásito que desde entonces ha adquirido un amplio uso como agente antibacteriano.

En resumen, en los laboratorios de Rhone-Poulenc, en Francia, los extractos de Streptomyces spp. fueron examinados para determinar su actividad contra el Trichomonas vaginalis, una de las causas del prurito vaginal. En dichos extractos se identificaron a la azomicina, un nitroimidazol, y el metronidazol, un derivado sintético, que se utilizó para tratar las infecciones crónicas por tricomonas, a partir de 1959.

Estructura 3D del metronidazol
Estructura 3D del metronidazol

El metronidazol demostró ser eficaz contra la Entamoeba histolytica, la causa de la disentería amebiana y el absceso hepático, en 1966. La Giardia lamblia (también conocida como G. duodenalis) fue tratada con metronidazol después de que este parásito luminal fue reconocido como causa de malabsorción y dolor epigástrico en la década de 1970.

La actividad antibacteriana del metronidazol fue descubierta por accidente en 1962 cuando el metronidazol curó a un paciente tanto de vaginitis por tricomonas como de gingivitis bacteriana. Sin embargo, no fue hasta la década de 1970 que se popularizó el metronidazol para el tratamiento de las infecciones causadas por anaerobios gram-negativos como los bacteroides o los anaerobios gram-positivos como los clostridios.

Actualmente, el metronidazol, que es barato, tiene una buena penetración en los tejidos y produce efectos secundarios relativamente leves, está en el formulario de la mayoría de los hospitales para la profilaxis contra la infección anaerobia después de cirugía intestinal, para el tratamiento de los abscesos de las heridas y para el tratamiento de la colitis asociada con antibióticos causada por Clostridium difficile. El metronidazol es una parte importante de la terapia combinada contra el Helicobacter pylori, una de las principales causas de gastritis y un factor de riesgo para el cáncer de estómago.

Síntesis del metronidazol

El 2-metilimidazol (1) puede prepararse a través de la síntesis de imidazol de Debus-Radziszewski, o a partir de la etilendiamina y el ácido acético, seguido de un tratamiento con cal, y luego con níquel Raney. El 2-metilimidazol se nitra para dar 2-metil-4(5)-nitroimidazol (2), que a su vez se alquila con óxido de etileno o 2-cloroetanol para dar metronidazol (3)

Síntesis del metronidazol
Síntesis del metronidazol Klaus Ebel, Hermann Koehler, Armin O. Gamer, Rudolf Jäckh (2005), en Ullmann’s Encyclopedia of Industrial Chemistry, Weinheim: Wiley-VCH, DOI:10.1002/14356007.a13_661 Paul Actor, Alfred W. Chow, Frank J. Dutko, Mark A. McKinlay (2005), “Chemotherapeutics”, in Ullmann’s Encyclopedia of Industrial Chemistry, Weinheim: Wiley-VCH, DOI:10.1002/14356007.a06_173 (1989). “Synthesis of metronidazole from ethylenediamine”. Pharmaceutical Chemistry Journal 23 (10): 861. DOI:10.1007/BF00764821

Usos y aplicaciones

El metronidazol se usa principalmente para tratar: vaginosis bacteriana, enfermedad inflamatoria pélvica (junto con otros antibacterianos como la ceftriaxona), colitis pseudomembranosa, neumonía por aspiración, rosácea (tópica), heridas por hongos (tópicas), infecciones intraabdominales, absceso pulmonar, periodontitis, amebiasis, infecciones orales, giardiasis, tricomoniasis e infecciones causadas por organismos anaerobios susceptibles como Bacteroides, Fusobacterium, Clostridium, Peptostreptococcus y especies de Prevotella. También se utiliza a menudo para erradicar el Helicobacter pylori junto con otras drogas y para prevenir la infección en personas que se recuperan de una cirugía.

El metronidazol es amargo, por lo que la suspensión líquida contiene benzoato de metronidazol. Esto puede requerir hidrólisis en el tracto gastrointestinal y algunas fuentes especulan que puede ser inadecuado en personas con diarrea o en tubos de alimentación en el duodeno o el yeyuno.

Para más información Why Metronidazole Is Active against both Bacteria and Parasites