Friedrich Konrad Beilstein

Friedrich Konrad Beilstein (17 de febrero de 1838 – 18 de octubre de 1906), de nombre ruso Фёдор Фёдорович Бейльштейн, fue químico y fundador del famoso Handbuch der organischen Chemie (Manual de Química Orgánica). La primera edición de esta obra, publicada en 1881, abarcaba 1.500 compuestos en 2.200 páginas. Este manual se conoce ahora como la base de datos Beilstein.

Infografía Friedrich Konrad Beilstein

Familia e infancia

Friedrich Konrad Beilstein nació el 17 de febrero de 1838 en San Petersburgo. Los padres de Beilstein, Friedrich Beilstein y Catharine Margaret Rutsch, eran alemanes. Su padre, vendedor y sastre de Lichtenberg, cerca de Darmstadt, era pariente de Justus Liebig. Su madre provenía de una familia de agricultores y tejedores, y su tío, Johannes Conrad Rutsch, era sastre de la corte del zar.

Educación de Beilstein

El tío de Beilstein, Rutsch, se interesó por Beilstein y lo envió, a la edad de quince años, a Alemania para que estudiara. A la edad de 15 años, se fue a la Universidad de Heidelberg donde estudió química bajo la tutela de Robert Bunsen. En 1858 se doctoró en Göttingen, y luego continuó sus estudios con Wurtz y Charles Friedel en París, y con Löwig en Breslau.

Carrera

En 1860 Beilstein comenzó a enseñar en Göttingen, y en 1865 fue nombrado profesor extraordinario. Como consecuencia de las dificultades familiares tras la muerte de su padre, Beilstein se trasladó al Instituto Técnico de San Petersburgo en 1866 y permaneció allí el resto de su vida. De 1865 a 1871, él, Hübner y Fittig dirigieron el Zeitschrift für Chemie. Perteneció a la Deutsche Chemische Gesellschaft, En 1881 Beilstein se convirtió en miembro de la Academia Rusa de Ciencias, una posición asociada a un buen ingreso, una vivienda privada y un laboratorio.

En 1860, demostró que el cloruro de etileno, obtenido por Wurtz en 1858, era idéntico al éter hidroclórico monoclorado de Régnault. Con F. Reichenbach demostró en 1864 que el ácido salicílico de Kolbe y Lautemann sólo era benzoico impuro, y con J. Wilbrand demostró en 1863 que el ácido dracílico del ácido nitrodracílico era también idéntico al ácido benzoico.

Estructura del ácido benzoico, estudiado por Beilstein
Estructura del ácido benzoico, estudiado por Beilstein

Él mismo había preparado ácido hidrócrilico puro en 1862, sólo para ver la fórmula que había asignado a este compuesto volcada dos años más tarde por el trabajo de Moldenhauer. En 1866, a través de su trabajo con P. Geitner sobre la cloración de los compuestos de benceno, se convenció más de la importancia de las ideas de Kekule. Habían investigado cuándo se produciría la cloración en una cadena lateral y cuándo en el núcleo. También trabajó en compuestos aromáticos en varias fracciones del petróleo.

Isomerismo y su manual

Su investigación en esa época se centró en el isomerismo de los derivados de la serie de benceno. En particular, descubrió las relaciones entre el clorotolueno y el cloruro de bencilo. En Göttingen, Beilstein comenzó a recopilar notas sistemáticas sobre los compuestos orgánicos, lo que finalmente condujo a la producción de su famoso manual publicado en Hamburgo. La primera edición, que Beilstein compiló en solitario, apareció en 1881 en dos volúmenes, y se agotó rápidamente. La segunda edición comenzó a aparecer en 1886 y llenó tres volúmenes de mayor tamaño que el primero. La tercera edición comenzó en 1893 y sus cuatro volúmenes se volvieron difíciles de manejar. Fue terminada en 1900, y ha sido complementada por cuatro grandes volúmenes de adiciones editados por la Sociedad Química Alemana, que se convirtió en la propietaria del manual.

En 1866, Beilstein regresó a San Petersburgo donde se convirtió en profesor de química en el Instituto Tecnológico Imperial. Allí continuó sus investigaciones sobre el isomerismo de las series aromáticas. En 1881, Beilstein se convirtió en miembro de la Academia Rusa de Ciencias, un puesto que se asociaba a un buen ingreso, una vivienda privada y un laboratorio.

Leicester señala que Beilstein favoreció la elección de Dmitri Mendeleev, pero la candidatura de Mendeleev nunca tuvo éxito. Poco después de su elección Beilstein dejó la cátedra para dedicarse a la investigación, a la compilación de su manual y a su afición favorita, la música. También le gustaba mucho viajar y pasaba varios meses cada año en Europa. Beilstein siguió siendo soltero toda su vida, pero adoptó una hija que fue su compañera en los últimos años. Murió repentinamente, de un ataque apoplético en 1906.

El manual de Beilstein

En Gottingen, Beilstein había intentado poner orden en la química orgánica y había iniciado su Handbuch der organische Chemie, que sustituyó al libro de texto de Gmelin. En el manual de Beilstein, el material que antes se había incluido en los libros de texto en forma abreviada se amplió ahora a una nueva forma de literatura química.

La primera edición (1880-1882) describía 15.000 compuestos. El rápido crecimiento de la química orgánica hizo imperativas nuevas ediciones. A finales de siglo, la magnitud de la tarea era demasiado grande para un solo hombre. La Deutsche Chemische Gesellschaft acordó preparar un suplemento a la tercera edición.

Portada del Handbuch der organische Chemie
Portada del Handbuch der organische Chemie

Tras la muerte de Beilstein, comenzaron a preparar una cuarta edición, que revisaría la literatura hasta 1910. Esta edición apareció en 1937. Al año siguiente apareció un suplemento de igual extensión que cubría la década 1910-1919. Se continuó trabajando en un segundo suplemento.

Logros

El mayor logro de Friedrich Beilstein fue el desarrollo de la prueba de Beilstein, un test elemental utilizado para detectar la presencia de halógenos. Otro logro de Beilstein fue la compilación del manual ordenado de compuestos químicos conocidos, “Handbook of Organic Chemistry” en 1881. También tuvo un éxito notable en su investigación centrada en el isomerismo de los derivados de la serie de benceno. En particular, descubrió las relaciones entre el clorotolueno y el cloruro de bencilo.

Test de Beilstein
Test de Beilstein

Sus logros científicos en el campo de la química orgánica fueron muy reconocidos, y en 1881, Friedrich Konrad Beilstein se convirtió en miembro de la Academia Rusa de Ciencias.

Para más información Beilstein, Konrad Friedrich