Compuesto de la semana: Artemisinina

La artemisinina y sus derivados son un grupo de drogas que son empleados para el tratamiento de la malaria producida por Plasmodium falciparum. Este compuesto fue descubierto por Tu Youyou, químico farmaceuta chino, en la planta Artemisia annua, que es empleada en medicina tradicional china. Su descubrimiento fue reconocido con el premio nobel de medicina en el año 2015.

Químicamente, la artemisinina es una lactona sesquiterpenica que contiene un inusual puente interno peróxido. Este anillo endoperóxido 1, 2, 4 – trioxano se cree que es la estructura responsable de la acción del compuesto. Esta estructura solo está presente en algunos otros compuestos naturales.

Estructura de la Artemisinina

El uso de terapias combinadas con artemisinina es aconsejado para combatir la malaria, pero la monoterapia solo con este compuesto es desaconsejada por la OMS debido a evidencia de desarrollo de resistencia. Se han sintetizado varios derivados de la artemisinina que buscan aumentar su biodisponibilidad, además de buscar rutas de síntesis total a partir de materias primas disponibles.

Estructura 3D de la Artemisinina
 

Actualmente se han hecho esfuerzos en la decodificación de los genes responsables de la biosíntesis de la artemisinina en la planta para su implantación en organismos modificados genéticamente para su bioproducción. Actualmente, la mayor fuente de artemisinina sigue siendo botánica y la producción se concentra en Asia, donde se cultiva de manera artesanal y se seca la planta cuando alcanza su madurez para extraer el compuesto con la ayuda de hexano.