Empaque de columnas – técnicas

Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

Hay varios métodos para el empaquetado de columnas. Puede que encuentre un método más fácil o rápido que los otros y que siempre llene una columna de esa manera, o puede que encuentre que las columnas de diferente tamaño requieren diferentes métodos. Todos los métodos tienen sus ventajas y desventajas y puede que tenga que probar los tres para encontrar el que prefiera.

Método de empaque en seco 1

Este método de empaque para columnas de cromatografía tiene como ventaja la disminución de la perdida de material de empaque por arrastre debido al solvente, sin embargo, no es una técnica sencilla y puede ser difícil obtenerse una columna bien empacada.

  1. Llenar la columna con disolvente, permitiendo que un poco de éste corra a través de la arena y el algodón para eliminar las burbujas de aire (Fig. 1, paso B).
  2. Coloque un embudo seco en la parte superior y vierta suavemente la sílice o la alúmina (fase estacionaria) en el disolvente. Deje que el disolvente escurra para evitar que se desborde (Fig. 1, paso C).
  3. Deje que la fase estacionaria se asiente y golpee suavemente la columna con un tubo de goma o un anillo de goma para que la sílice o la alúmina se empaque firmemente en la columna (Fig. 1, paso D).
  4. Drene el disolvente hasta que el nivel de disolvente esté justo a la altura de la superficie de la fase (Fig. 1, paso E).
Figura 1. Método de empacado en seco 1 para columnas de cromatografía
Figura 1. Método de empacado en seco 1 para columnas de cromatografía

Método de empaque en seco 2

Este método de empaquetamiento tiene como ventaja que se obtendrá una columna empacada de manera compacta, sin embargo, se requiere una gran cantidad de costoso y talvez toxico solvente.

  1. Añada el material de empaque seco a la columna y aplique vacío uniendo el tubo de vacío a la parte inferior de la columna (Fig. 2, paso B). Esto comprimirá el material de empaque y lo mantendrá comprimido para los siguientes pasos. El empaquetamiento puede mejorarse golpeando la columna.
  2. Con el vacío todavía aplicado, vierta el disolvente (Fig. 2, paso D).
  3. Deje que el disolvente fluya a través de la columna hasta que esté casi en el fondo. En este punto, cierre la llave de paso y retire la línea de vacío (Fig. 2, paso E).
  4. Deje que fluyan 5-6 columnas de disolvente a través de la columna para asegurar un empaquetado completo.
  5. Drene el disolvente hasta que el nivel de disolvente esté justo a la altura de la superficie de la fase estacionaria (Fig. 2, paso F).

Nota: si la columna se desocupa más rápidamente que de lo esperado y el nivel de solvente desciende por debajo del nivel de la fase estacionaria, adicionar suavemente más solvente y agitar suavemente la columna para resuspender el material de empaque presente en la parte superior de la columna. Lave las paredes de la columna con un poco de solvente y golpee suavemente para eliminar cualquier burbuja presente.

Figura 2. Método de empacado en seco 2 para columnas de cromatografía
Figura 2. Método de empacado en seco 2 para columnas de cromatografía

Método de empaque por lechada o lodo (slurry)

Este método de empaque es el más sencillo de todos, sin embargo, requiere más material de laboratorio que los dos anteriores y genera mayor desorden. Otra ventaja de este método es que maneja mejor el calor de solución del empaque, que puede generar burbujas de vapor en la columna afectando el empaque.


  1. Llene la columna aproximadamente un tercio con disolvente (Fig. 3, paso B).
  2. En un vaso de precipitados, mida la cantidad necesaria de sílice o alúmina.
  3. En un matraz o vaso de precipitados separado, medir el disolvente aproximadamente una vez y media el volumen de sílice.
  4. Añada el material de empaque al disolvente, poco a poco, mientras gira. Utilice una pipeta Pasteur o una varilla de vidrio para mezclar la mezcla.
  5. Vierta o pipetee parte de la lechada en la columna. Deje que el disolvente se escurra para evitar que se desborde (Fig. 3, paso C).
  6. Golpee suavemente la columna para que las burbujas suban y el material de empaque se asiente (Fig. 3, paso D).
  7. Continúe transfiriendo la lechada a la columna hasta que se añada toda la sílice o la alúmina.
  8. Enjuague el interior de la columna pipeteando disolvente por el borde interior.
  9. Drene el disolvente hasta que el nivel de disolvente esté justo a la altura de la superficie de la fase estacionaria (Fig. 3, paso E).

Nota: puede emplear propipeteadores de goma para incrementar ligeramente la presión en el interior de la columna y forzar que el material de empaque se asiente. Repetir este procedimiento varias veces limpiando las paredes de la columna con solvente para asegurar un empacado completo.

Figura 3. Método de empacado por lechada o lodo para columnas de cromatografía
Figura 3. Método de empacado por lechada o lodo para columnas de cromatografía

Vaciado y limpiado de la columna de cromatografía

Una vez aislados los productos, lo único que queda es vaciar y limpiar la columna para la próxima vez. Para acelerar el proceso, se eluye todo el disolvente utilizando aire comprimido y se deja que el aire fluya a través de la columna durante aproximadamente 2 h. Esto dará una sílice seca y de flujo libre que es fácil de verter en el contenedor de residuos de sílice. Alternativamente, eluya todo el disolvente y asegure la columna al revés sobre un gran vaso de precipitados y deje que se seque durante la noche en una campana de humos.

Normalmente basta con limpiar la columna enjuagándola con agua y acetona.

Para más información Tips and Tricks for the Lab: Column Packing

A %d blogueros les gusta esto: