Marc Antoine Auguste Gaudin

Tiempo de lectura estimado: 5 minutos

Marc Antoine Auguste Gaudin (5 de abril 1804 – 2 de abril 1880) fue un químico francés. Fue un pionero de la fotografía y contribuyó a la ley de los gases de Avogadro al proponer que algunos elementos formen gas diatómico o poliatómico.

Marc Antoine Auguste Gaudin (1804-1880)
Marc Antoine Auguste Gaudin (1804-1880)

Inicios de Gaudin

A pesar de sus antecedentes familiares no académicos (su padre era comerciante), Gaudin fue activo en la ciencia a una edad temprana. En 1826, desde Rochefort, presentó su primer trabajo en la Academia de Ciencias de París, y en 1827 se inspiró en gran parte de su trabajo posterior cuando asistió a las conferencias de Ampère en el Colegio de Francia. De 1835 a 1864 Gaudin fue calculador en el Bureau des Longitudes de París, pero sin ocupar nunca un puesto de enseñanza o investigación, permaneció fuera del establecimiento científico parisino. Su única solicitud de ingreso en la Academia de Ciencias (1851) no tuvo éxito, y el único reconocimiento formal de su trabajo por parte de la Academia llegó en 1867, cuando se le concedió el Prix Trémont.


Aportes científicos

El trabajo más importante de Gaudí se refería a la disposición de los átomos dentro de las moléculas y de las moléculas dentro de los cristales. La primera declaración de sus puntos de vista estaba contenida en dos breves notas que presentó a la Academia de Ciencias en 1831 y 1832.

La primera de estas notas, publicada en 1833, es notable ya que contiene una clara exposición de la hipótesis del gas de Avogadro escrita unos veinticinco años antes de que los trabajos de Cannizzaro y el Congreso de Karlsruhe hicieran la hipótesis ampliamente aceptable.

Gaudin apoyó la hipótesis no en la forma dada por Ampére sino en su forma moderna. La concilió correctamente con la ley de Gay-Lussac de combinar volúmenes suponiendo que los gases elementales comunes, como el hidrógeno y el oxígeno, eran diatómicos, pero que otras sustancias gaseosas, el vapor de mercurio, por ejemplo, eran monatómicos, mientras que otros, notablemente muchos gases compuestos, eran triatómicos, y otros de nuevo eran de una complejidad aún mayor.


Teorías de Gaudin sobre la estructura cristalina

Portada de L'architecture du monde des atomes
Portada de L’architecture du monde des atomes

De los otros temas que surgieron en los documentos de 1831-1833, el que resultó más absorbente para Gaudí fue la posible relación entre las propiedades físicas y químicas de las sustancias y la disposición espacial de los átomos que las componían. No fue hasta 1847 que volvió al problema, pero desde ese año escribió extensamente sobre el tema hasta 1873, cuando publicó sus opiniones en forma definitiva en su L’architecture du monde des atomes.

En los cuarenta años transcurridos desde que se expusieron por primera vez, sus ideas habían cambiado poco, y en 1873 estaban en gran medida obsoletas. No es de sorprender que el libro recibiera poca atención y no estimulara ningún otro trabajo.

A pesar de su obvia deuda con Ampére y Haüy, el tratamiento de Gaudin de la estructura molecular y cristalina mostró una gran originalidad. Rechazó la suposición de Ampére de que incluso las moléculas más simples eran poliédricas; y aunque adoptó una forma poliédrica para las moléculas más complejas, también abandonó el conjunto de formas moleculares básicas de Ampére. En su lugar eligió sus estructuras de acuerdo con la rigurosa creencia de que los átomos dentro de una molécula siempre estaban dispuestos simétricamente.

Por lo tanto, cualquier estructura que Gaudin propusiera no sólo debía ser consistente con los datos cristalográficos habituales y la evidencia de la composición química, sino también mostrar simetría, y esta restricción hizo que sus opiniones sobre la estructura cristalina se desviaran considerablemente de las de Ampère y Haüy.

Portada de Vademecum photographe
Portada de Vademecum photographe

Su preocupación por la simetría también afectó a su visión de la reacción química. En particular, le llevó a rechazar la teoría de los radicales y la teoría del tipo, ya que creía que la simetría sería destruida por la simple sustitución de ciertos átomos por otros. Según Gaudin, sólo mediante una completa reorganización de los átomos de las moléculas combinadas se podía restablecer la simetría después de una reacción.


Otros aportes de Gaudin

En su larga carrera científica, Gaudí estuvo activo en varias otras líneas de investigación. Trabajó en microscopía, inventó una ingeniosa bomba neumática (1827), y mostró un especial interés en el trabajo experimental a altas temperaturas. Fue Gaudin quien preparó el cuarzo fundido para el trabajo de Biot sobre la actividad óptica en 1839, y es conocido por su método de preparación de rubíes artificiales utilizando una cerbatana de oxihidrógeno. Fue un importante pionero de la fotografía y escribió un exhaustivo libro de texto sobre este tema en 1844. En su trabajo fotográfico estuvo estrechamente asociado con su hermano Alexis.

Para más información Gaudin, Marc Antoine Augustin

A %d blogueros les gusta esto: