Microfiltración o filtración en pipeta

Cuando se necesita filtrar pequeñas cantidades de liquido para eliminar un solido suspendido, es recomendable emplear una técnica de microfiltración y filtración en pipeta.

Las necesidades de filtración y separación solido – liquido dependen de la cantidad que se necesita purificar o filtrar y de la naturaleza de las sustancias a separar.

Para la separación de pequeños volúmenes (< 10mL) de mezclas sólido-líquido, los filtros de pipeta son ideales ya que los papeles de filtro absorben una cantidad significativa de material. La filtración con pipeta también puede utilizarse si se observan pequeñas cantidades de sólidos en muestras que se vayan a analizar empleando RMN o GC, ya que ambos instrumentos requieren el análisis de líquidos sin sólidos en suspensión.

Imagen 1: Creación y uso de una pipeta con filtro para microfiltración: a) Pedazo de algodón, b+c) Empujar el algodón al fondo de la pipeta, d) Filtrar una mezcla en un vial de GC, e) vial de GC sostenido con un gran septo invertido.
Imagen 1: Elaboración y uso de una pipeta con filtro para microfiltración: a) Pedazo de algodón, b+c) Empujar el algodón al fondo de la pipeta, d) Filtrar una mezcla en un vial de GC, e) vial de GC sostenido con un gran septo invertido.

Para hacer un filtro de pipeta para microfiltración, utilice una varilla larga preferiblemente de vidrio, para calzar un pequeño trozo de algodón en el fondo de una pipeta Pasteur (Imagen 1a-c). Para volúmenes muy pequeños (< 2mL), un frasco para cromatografía de gases es un buen recipiente de recepción. Estos frascos se pueden voltear muy fácilmente, pero pueden mantenerse en su lugar por un soporte especialmente adaptado o con un corcho de goma debidamente perforado (Imagen 1e).

Se pipetea la solución a filtrar por la parte superior de la pipeta de filtro (Imagen 1d). Lo mejor es dejar que el líquido pase por el filtro por sí solo, y al principio no usar la presión de un bulbo gotero, o de lo contrario se puede forzar el paso de los sólidos. Después de que la mayor parte del líquido se haya filtrado, el líquido residual que queda en la pipeta (Imagen 1e), puede entonces ser empujado suavemente a través de él con la presión generada por un bulbo gotero.

Los filtros de pipeta pueden llenarse con uno o dos centímetros de material sólido sobre el tapón de algodón para lograr algo más que una simple separación sólido-líquido. Pueden llenarse con agentes secantes (por ejemplo, sulfato de sodio anhidro Na2SO4) para eliminar pequeñas cantidades de agua de una solución, o sólidos básicos (por ejemplo, carbonato de sodio Na2CO3) para neutralizar una solución ligeramente ácida. Con la adición de sólidos al filtro de pipeta para microfiltración, el líquido debe entonces ser suavemente empujado con la presión de un bulbo gotero ya que no goteará por sí solo.

Para más información 1.4F: Pipette Filtration (Microscale)