Descubrimiento de los rayos X

Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

Los rayos X, o radiación X, es una forma penetrante de radiación electromagnética de alta energía. La mayoría de los rayos X tienen una longitud de onda que va de 10 picómetros a 10 nanómetros, correspondiendo a frecuencias en el rango de 30 petahertz a 30 exahertz.

En muchos idiomas, a los rayos X se denomina radiación Röntgen, en honor al científico alemán Wilhelm Röntgen, que la descubrió el 8 de noviembre de 1895. El nombre rayos X se empleó para indicar un tipo de radiación desconocido.

Historia del descubrimiento

Wilhelm Conrad Röntgen es considerado como el descubridor de los rayos que llevan su nombre hoy en día en el mundo de habla alemana, aunque es cierto que otros antes que él ya habían producido rayos X.

Wilhelm Röntgen
Wilhelm Röntgen

En los tubos desarrollados por Johann Hittorf y William Crookes, que Röntgen también utilizó para sus experimentos, se producen rayos X que fueron detectados en los experimentos de Crookes y, a partir de 1892, Heinrich Hertz y su estudiante Philipp Lenard también detectaron dicha radiación mediante el ennegrecimiento de las placas fotográficas. Sin embargo, aparentemente no fueron conscientes de la importancia del descubrimiento. En 1881 Johann Puluj desarrolló una lámpara luminiscente, más tarde conocida como lámpara Puluj, que era un prototipo de un tubo de rayos X. Nikola Tesla también comenzó a experimentar con tubos de rayos catódicos en 1887, produciendo rayos X, pero no publicó sus resultados.

Primera observación de los rayos X

La primera observación de rayos X de Wilhelm Conrad Röntgen se hizo en el Instituto de Física de la Universidad Julius Maximilian de Würzburg en la tarde del viernes 8 de noviembre de 1895, cuando – como él mismo lo describió – «no había más espíritus de sirvientes en la casa». Sólo siete semanas más tarde, el 28 de diciembre de 1895, presentó un trabajo para su publicación bajo el título Sobre un nuevo tipo de rayos.


Descubrió la radiación cuando observó objetos fluorescentes cerca del tubo durante el funcionamiento del tubo de rayos catódicos, que comenzó a brillar intensamente a pesar de la cubierta del tubo (con cartón negro). Es mérito de Röntgen haber reconocido tempranamente la importancia de los rayos recién descubiertos y haber sido el primero en investigarlos científicamente.

La imagen de rayos X de la mano de su esposa, que describió en su primera publicación sobre rayos X, ciertamente contribuyó a la fama de Röntgen. Después de que Röntgen enviara su artículo Über eine neue Art von Strahlen a colegas y amigos el 1 de enero de 1896, entre ellos el físico vienés y jefe del Segundo Instituto Fisicoquímico de la Universidad de Viena Franz Exner, el cual trasmitio la noticia del descubrimiento a el físico praguense Lechner el 4 de enero de 1896.

Hand mit Ringen (Mano con anillos): impresión de la primera radiografía "médica" de Wilhelm Röntgen, de la mano de su esposa, tomada el 22 de diciembre de 1895 y presentada a Ludwig Zehnder del Instituto de Física de la Universidad de Friburgo, el 1 de enero de 1896
Hand mit Ringen (Mano con anillos): impresión de la primera radiografía «médica» de Wilhelm Röntgen, de la mano de su esposa, tomada el 22 de diciembre de 1895 y presentada a Ludwig Zehnder del Instituto de Física de la Universidad de Friburgo, el 1 de enero de 1896

El artículo de Röntgen sobre los rayos X se publicó el 5 de enero en el diario vienés Die Presse, editado por el padre de Lechner. Un empleado del periódico llamó la atención del representante vienés del Daily Chronicle sobre el artículo y éste lo telegrafió inmediatamente a Londres. Desde Londres se telegrafió a todo el mundo la noticia del descubrimiento de Röntgen (o del «Profesor Routgen») la tarde del 6 de enero. El 7 de enero el London Standard imprimió su informe sobre el «descubrimiento fotográfico» y el 8 de enero esta noticia por cable se publicó en revistas americanas.


También aparecieron informes detallados en el Frankfurter Zeitung el 7 y 8 de enero. El 9 de enero se publicó una nota sobre los acontecimientos (de forma inexacta y sin el consentimiento de Röntgen) en un periódico de Würzburg, que sirvió de base para otros informes periodísticos. A mediados de enero se informó en la prensa sensacionalista y especializada sobre otros numerosos experimentos con tubos de rayos catódicos. En marzo de 1897, Röntgen publicó su tercer informe. En ese momento se había demostrado la relación causal entre los rayos catódicos y los rayos X, así como el origen de los rayos X en las finas láminas metálicas hertzianas-lenardianas del tubo lenardiano. Röntgen fue honrado con el primer Premio Nobel de Física en 1901, y el Comité del Premio Nobel destacó la importancia práctica del descubrimiento.

El nombre de rayos X

La denominación de los rayos X se remonta al anatomista Albert von Kölliker, quien el 23 de enero de 1896 propuso la denominación como «rayos de Röntgen». La ocasión fue la primera conferencia pública de Röntgen sobre su descubrimiento, que se dio por invitación de la Sociedad Médico-Física de Würzburg, fundada por Kölliker y presidida por Karl Bernhard Lehmann. En algunas áreas lingüísticas, se mantuvo el nombre de rayos X, que fue introducido por el propio Röntgen.

Impacto mediatico del descubrimiento

Röntgen descubrió su uso médico cuando hizo una foto de la mano de su esposa en una placa fotográfica formada por rayos X. La fotografía de la mano de su esposa fue la primera fotografía de una parte del cuerpo humano usando rayos X. Cuando vio la foto, dijo «He visto mi muerte».


Doodle en honor al descubrimiento de los rayos X
Doodle en honor al descubrimiento de los rayos X

El descubrimiento de los rayos X estimuló una verdadera sensación. El biógrafo de Röntgen, Otto Glasser, estimó que, sólo en 1896, se publicaron hasta 49 ensayos y 1044 artículos sobre los nuevos rayos. Probablemente se trataba de una estimación conservadora, si se considera que casi todos los periódicos del mundo informaron ampliamente sobre el nuevo descubrimiento, y una revista como Science le dedicó hasta 23 artículos sólo en ese año. Las reacciones sensacionalistas al nuevo descubrimiento incluyeron publicaciones que vinculaban el nuevo tipo de rayos con teorías ocultas y paranormales, como la telepatía.

Para más información Scientist Discovers X-rays – HISTORY

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: