Compuesto de la semana: ácido pantoténico

El ácido pantoténico o también conocido como vitamina B5, es un compuesto soluble en agua y nutriente esencial para muchos organismos. Se requiere para sintetizar la coenzima A, así como para sintetizar y metabolizar proteínas, carbohidratos y grasas.

Químicamente, el ácido pantoténico es la amida entre el ácido pantóico y la β-alanina. Su nombre se deriva del término griego pantothen, que significa “para todos” o “en todos los lugares”. Se puede encontrar en la casi totalidad de alimentos consumidos por el hombre, con altas concentraciones en granos enteros, yemas de huevo, hígados y hongos comestibles. También se encuentran derivados y análogos como la provitamina pantenol (pantotenol) y la sal pantotenato cálcico.

El ácido pantoténico fue descubierto por el bioquímico americano Roger J. Williams en 1931 en estudios sobre el metabolismo de la levadura, poco tiempo después fue aceptada oficialmente como una vitamina. En 1940 Stiller y colaboradores reportaron la síntesis total del ácido pantoténico en un articulo publicado en el J.A.C.S (Journal of The American Chemical Society) (J. Am. Chem. Soc. 1940, 62, 7, 1785-1790).

La deficiencia de esta vitamina es rara debido a su abundancia, pero los síntomas son similares a los observados en la deficiencia de otras vitaminas del grupo B (fatiga, alergias, nausea y dolor abdominal). Todos estos síntomas son fácilmente reversibles al momento de reanudar la ingesta, sin observar secuelas.