Saponificación – elaboración de un jabón

Saponificación es el nombre que recibe la reacción entre una grasa o aceite y una base (hidróxido) en presencia de calor para generar un jabón y glicerina. El nombre saponificación es un vocablo proveniente del griego que significa generador de jabón. La manufacturación de jabón se ha mantenido igual durante siglos. Según relatos, los antiguos romanos mezclaban agua lluvia, potasa obtenida de la ceniza y cebo de animal.

Fundamentos de la saponificación

El proceso de fabricación de un jabón es largo y tedioso, primero, la grasa tiene que ser purificada a través de fusión y filtración, entonces, se debe agregar una solución de una sustancia caustica, generalmente hidróxido de potasio. Debido a que el agua y el aceite no se mezclan, esta mezcla debe ser mezclada de manera continua y se debe suministrar constantemente calor para mantener la grasa en estado líquido. Lentamente, una reacción llamada saponificación sucederá entre la grasa y el hidróxido, generando un jabón. Cuando la grasa y el aceite no se separan más, la mezcla es enfriada.

Posterior a esto, se agrega una sal iónica (generalmente cloruro de sodio) para retirar el exceso de agua. El jabón sube a la superficie, separado y puesto en moldes. Estos moldes eran almacenados por meses para dejar que la reacción se completara.

Todos los jabones son hechos a partir de grasas y aceites mezcladas con soluciones alcalinas. Hay muchos tipos de grasas y aceites, tanto animales como vegetales, generando una gran posibilidad de jabones.

Materiales

  • Beaker de 250 mL
  • Varilla de agitación de plástico o vidrio
  • Pipetas Pasteur
  • Recipiente para calentamiento
  • Plancha de calentamiento o mechero Bunsen
  • Trípode y malla de calentamiento

Reactivos

  • Aceite de oliva
  • Solución de hidróxido de sodio 9M
  • Colorante para alimentos
  • Fragancias cosméticas*
  • Ácido esteárico

* las fragancias pueden ser adquiridas en locales comerciales de productos químicos o ser reemplazados por esteres.

Procedimiento

Tomar 10 mL de aceite de oliva comercial en el beaker de 250 mL y realizar un calentamiento hasta 35°C. suspender el calentamiento y agregar 1 – 2 gotas de la fragancia de elección.

Agregar 3 mL de solución de hidróxido 9M e iniciar la agitación con la ayuda de la varilla. Se debe mantener la agitación por un intervalo de 20 – 45 minutos. La mezcla lentamente se tornará opaca y aumentará su viscosidad. Cuando no se observa más cambios físicos agregar 2 – 3 gotas de colorante para alimentos. Agregar 0.5 mL de ácido esteárico a modo de endurecedor para el jabón.

Reacción de saponificación
Reacción de saponificación

Verter en el molde escogido. La reacción de saponificación continuara sola calentándose, tornándose líquido y enfriándose de nuevo para endurecerse y secar. Dejar en reposo por lo menos 12 horas.

Después del experimento

Investigar los principales ácidos grasos presentes en el aceite de oliva y su correspondiente reacción de saponificación.

Investigar las propiedades físicas y químicas de las sustancias generadas en la reacción de saponificación. ¿Por qué pueden remover la suciedad de las superficies?

¿Qué otros tipos de grasas y aceites se pueden emplear para hacer la reacción de saponificación? ¿qué propiedades se esperan de los jabones producidos a partir de ellos?

Recomendaciones de seguridad

En el presente experimento se emplea hidróxido de sodio en solución con alta concentración, se debe evitar el contacto con la piel de dicha solución. En todo momento se debe utilizar los elementos de seguridad básicos en el laboratorio de química (bata de laboratorio, guantes, gafas de seguridad y demás que sean exigidos por las normas internas, locales o nacionales, igualmente, los residuos generados por la practica deben ser dispuestos de manera adecuada según las normas de laboratorio y las normas locales y nacionales respectivas.

Mayor información

Making Soap – Saponification (Experiment)

Clasificación

Nivel: Universitario

Tipo: Practica de enseñanza

Riesgo: Medio