Beaker o vaso de precipitados

El vaso de precipitados o beaker fue diseñado por el químico inglés John Joseph Griffin. Existen otros tipos de beaker como el Berzelius o el de Philips

Beaker o vaso de precipitados

Un vaso de precipitados o beaker es generalmente un recipiente cilíndrico con un fondo plano. La mayoría también tiene un pequeño pico (o “punta”) para facilitar el vertido, como se puede apreciar en las imágenes. Los vasos de precipitados están disponibles en una amplia gama de tamaños, desde un mililitro hasta varios litros. Un vaso de precipitados o beaker se distingue de un matraz Erlenmeyer por tener los lados rectos en lugar de inclinados. La excepción a esta definición es un vaso de precipitados de lados ligeramente cónicos llamado vaso Philips.

Los beaker suelen ser de vidrio (hoy en día suelen ser de vidrio borosilicato), pero también pueden ser de metal (como acero inoxidable o aluminio) o de ciertos plásticos (en particular polietileno, polipropileno, PTFE). Un uso común de los vasos beaker de polipropileno es el análisis espectral gamma de muestras líquidas y sólidas.

Formas del vaso de precipitados

Los beaker o vasos de precipitados estándar o “de forma baja” (A) suelen tener una altura de aproximadamente 1,4 veces el diámetro. La forma baja común con pico fue ideada por John Joseph Griffin y, por lo tanto, a veces se la denomina vaso de precipitados Griffin.

Los Beaker de Griffin son los más universal y se utilizan con diversos fines, desde la preparación de soluciones y la decantación de fluidos sobrenadantes hasta la retención de fluidos de desecho antes de su eliminación o la realización de reacciones simples. Es común que los vasos de precipitados de baja forma se utilicen de alguna manera al realizar un experimento químico.

Los vasos de precipitados de forma alta (B) tienen una altura de aproximadamente el doble de su diámetro. A veces se denominan vasos de precipitados de Berzelius y se utilizan principalmente para la titulación. Los vasos de precipitados planos (C) se denominan a menudo “cristalizadores” porque la mayoría se utilizan para realizar la cristalización, pero también se utilizan a menudo como recipiente para el uso en la calefacción de baño caliente. Estos vasos de precipitados no suelen tener una escala plana.

Un vaso de precipitados o beaker de forma baja o con forma de Griffin (B) Un vaso de forma alta o con forma de Berzelius (C) Un vaso plano o cristalizador
Un vaso de precipitados o beaker de forma baja o con forma de Griffin (B) Un vaso de forma alta o con forma de Berzelius (C) Un vaso plano o cristalizador

Usos y graduación de un vaso de precipitados

La presencia de un pico significa que el vaso no puede taparse totalmente. Sin embargo, cuando se utilizan, los vasos de precipitados pueden cubrirse con un vidrio de reloj para evitar la contaminación o la pérdida del contenido, pero permitiendo la ventilación a través del pico. Alternativamente, un vaso de precipitados puede cubrirse con otro vaso de precipitados más grande que se haya invertido, aunque es preferible un vidrio de reloj.

Los vasos de precipitados suelen estar graduados, es decir, marcados en el lateral con líneas que indican el volumen contenido. Por ejemplo, un vaso de precipitados de 250 mL puede estar marcado con líneas que indiquen 50, 100, 150, 200 y 250 mL de volumen. Estas marcas no tienen por objeto obtener una medición precisa del volumen (una probeta graduada o un matraz volumétrico serían un instrumento más apropiado para esa tarea), sino más bien una estimación. La mayoría de los matraces tienen una precisión de ~10%.

Para más información Behind the Beaker