Megafactorias: Heineken

Heineken ha sido durante mucho tiempo la cerveza más popular del mundo, como demuestra el billón largo de litros de la legendaria cerveza rubia que se fabrican anualmente.

Visitaremos el centro de tratamiento de aguas de Heineken, que transforma el agua del grifo normal y corriente en un agua extra pura para fabricar la cerveza, y la inmensa planta de maceración, que convierte la malta de cebada en un mosto fermentable. Nos acercaremos también a ver los gigantescos tanques de fermentación Apolo, en los que se añade la famosa levadura «Heineken A» y en los que nace por fin la cerveza.

La cerveza

La cerveza es una de las bebidas alcohólicas más antiguas y consumidas del mundo. También es la tercera bebida más popular en general después del agua y el té. La cerveza se elabora a partir de los granos de cereal, más comúnmente de la cebada malteada, aunque también se utiliza trigo, maíz y arroz. Durante el proceso de elaboración, la fermentación de los azúcares del almidón en el mosto produce etanol y carbonatación en la cerveza resultante.

La mayoría de las cervezas modernas se elaboran con lúpulo, que añade amargura y otros sabores y actúa como conservante y estabilizador natural. En lugar del lúpulo se pueden incluir o utilizar otros aromatizantes como el aguardiente, las hierbas o las frutas. En la elaboración de cerveza comercial, el efecto natural de carbonatación se suele eliminar durante el proceso y se sustituye por la carbonatación forzada.

Origen

Algunos de los primeros escritos conocidos de la humanidad se refieren a la producción y distribución de cerveza: el Código de Hammurabi incluía leyes que regulaban la cerveza y las cervecerías, y “El Himno al Ninkasi”, una oración a la diosa mesopotámica de la cerveza servía tanto como una oración como un método para recordar la receta de la cerveza en una cultura con poca gente alfabetizada.

La cerveza se distribuye en botellas y latas y también suele estar disponible en barril, especialmente en pubs y bares. La industria cervecera es un negocio mundial, integrado por varias empresas multinacionales dominantes y muchos miles de pequeños productores que van desde los bares cerveceros hasta las cervecerías regionales.

La fuerza de la cerveza moderna suele estar entre el 4% y el 6% de alcohol en volumen (ABV), aunque puede variar entre el 0,5% y el 20%, con algunas cervecerías creando ejemplos del 40% de ABV y más.

La cerveza forma parte de la cultura de muchas naciones y se asocia con tradiciones sociales como los festivales de la cerveza, así como una rica cultura de pubs que incluye actividades como el “pub crawling” y los juegos de pubs.


Quimicafacil.net no ostenta ningún tipo de derecho sobre este material audiovisual y solo se limita a su recomendación para el interés del publico general.