Compuesto de la semana: Minoxidil

El minoxidil (nombre IUPAC 2,6-diamino-4-(piperidin-1-yl)pyrimidine 1-oxide) es un medicamento antihipertensivo vasodilatador, que también es empleado en el tratamiento de la perdida de cabello. Actualmente se comercializa de manera genérica y de libre venta como tratamiento para la alopecia androgénica.

Estructura del minoxidil

Desarrollo del minoxidil

El minoxidil fue desarrollado a fines de la década de 1950 por la Compañía Upjohn (luego se convirtió en parte de Pfizer) para tratar las úlceras. En ensayos con perros, el compuesto no curó las úlceras, pero demostró ser un vasodilatador poderoso. Upjohn sintetizó más de 200 variaciones del compuesto, incluido el que desarrolló en 1963 y denominado minoxidil. Estos estudios dieron como resultado que la FDA aprobara minoxidil (con el nombre comercial ‘Loniten’) en forma de tabletas orales para tratar la presión arterial alta en 1979.

Estructura 3D del minoxidil

Cuando Upjohn recibió permiso de la FDA para probar el nuevo medicamento como medicamento para la hipertensión, se acercaron a Charles A. Chidsey MD, Profesor Asociado de Medicina en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado.

El realizó dos estudios con el medicamento, el segundo estudio que muestra un crecimiento inesperado del cabello. Desconcertado por este efecto secundario, Chidsey consultó a Guinter Kahn y discutió la posibilidad de usar minoxidil para tratar la pérdida de cabello.

Kahn junto con su colega Paul J. Grant MD obtuvieron una cierta cantidad del medicamento y realizaron su propia investigación, aparentemente sin notificar a Upjohn o Chidsey. Los dos médicos habían estado experimentando con una solución al 1% de minoxidil mezclado con varios líquidos a base de alcohol.

Intentaron patentar el medicamento para prevenir la pérdida de cabello, pero descubrieron que Upjohn ya lo había hecho. Un juicio de una década de duración entre Kahn y Upjohn terminó con el nombre de Kahn incluido en una patente en 1986 y regalías de la compañía a Kahn y Grant.

Uso del minoxidil para la pérdida de cabello

Mientras tanto, el efecto del minoxidil en la prevención de la pérdida de cabello fue tan claro que en la década de 1980 los médicos recomendaron Loniten sin prescripción a sus pacientes calvos.

En agosto de 1988, la FDA finalmente aprobó el medicamento para tratar la calvicie en los hombres con el nombre comercial “Rogaine” (FDA rechazó la primera opción de Upjohn, Regain, como engañosa).

La agencia concluyó que, aunque “el producto no funcionará para todos”, el 39% de los hombres estudiados tenían “crecimiento de cabello de moderado a denso en la coronilla”.