Compuesto de la semana: Subsalicilato de bismuto

Vendido como uno de los componentes principales del medicamento antiácido Pepto-Bismol ®, el subsalicilato de bismuto (2-hidroxi-2H,4H-benzo[d]1,3-dioxa-2-bismaciclohexano-4-ona) también conocido como bismuto rosa, es un derivado del ácido salicílico que exhibe propiedades antiinflamatorias, acción bactericida y capacidad antiácida.

Como medicamento se emplea para tratar de manera temporal los síntomas asociados a malestares estomacales y del tracto gastrointestinal, tales como diarrea, indigestión, acidez estomacal y nauseas. Es un compuesto coloidal que se obtiene de la hidrolisis del salicilato de bismuto.

Tienen algunos efectos negativos que aparecen en algunos pacientes como lengua negra y deposiciones oscuras. El uso prolongado (mas de 6 semanas) puede acarrear acumulación del compuesto y toxicidad, lo que puede desencadenar episodios de salicilismo.

El uso de sales de bismuto en Europa se inició a finales del siglo XVIII, mientras que el empleo de subsalicilato de bismuto y sales de zinc para el tratamiento de la diarrea en infantes con cólera parece haber comenzado a inicios del siglo XX en los Estados Unidos. Originalmente se vendió bajo el nombre de Bismosal de manera directa a los médicos.

Pepto-Bismol comenzó a ser comercializado en 1900 por un doctor en New York, posteriormente su distribución fue asumida por la Norwich Pharmacal Company bajo el nombre “Bismosal: Mixture Cholera Infantum”, aunque fue renombrado Pepto-Bismol en 1919. Esta empresa farmacéutica fue adquirida por Procter & Gamble en 1982, quienes lo comercializan en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.