Isoniacida

La isoniacida, también conocida como isoniazida o isonicotinilhidrazida (abreviada INH) es un antibiótico empleado para el tratamiento de la tuberculosis generalmente con rifampicina, pirazinamida, estreptomicina o etambutol.

Para el tratamiento de la tuberculosis latente se usa en solitario en forma oral, aunque también se puede aplicar a través de inyección intramuscular.

Historia de la isoniacida

Fue sintetizada por primera vez por Meyer y Malley en la Universidad de Praga en 1912, pero solo después de la segunda guerra mundial se descubrió de manera accidental su capacidad antibiótica. Varias empresas farmacéuticas intentaron patentar la isoniacida al mismo tiempo de manera infructuosa.

Las primeras pruebas clínicas se llevaron a cabo en la reserva navajo Many farms, debido a la epidemia de tuberculosis que sufría dicha comunidad, además de no haber sido tratados con anterioridad con estreptomicina, que era el medicamento empleado comúnmente en esa época para el tratamiento de la enfermedad.

La administración de isoniacida como agente para el tratamiento de la tuberculosis demostró tener diferentes efectos secundarios. Uno de los efectos mas curiosos fue el mejoramiento del estado de animo de los pacientes, manifestando euforia y optimismo.

El psiquiatra Jean Delay fue el primero en describir la acción antidepresiva del uso de la isoniacida en 1952, aunque en la actualidad ya no se emplea como antidepresivo. Esto impulsó el estudio del efecto de diversos fármacos en la bioquímica cerebral, en especial sobre la interacción sobre las aminas biogénicas.

Otros efectos secundarios incluyen neuropatía periférica en cerca del 20% de los pacientes estudiados, reacciones gastrointestinales, anemia aplástica y agranulocitosis también han sido observados.

La isoniacida también se emplea en cromatografía para diferenciar entre varios grados de conjugación en compuestos orgánicos con excepción del grupo cetona. La reacción se basa en la formación de una hidrazona que puede ser detectada a través de su cambio batocrómico.

Paciente de tuberculosis siendo analizado via rayos-x