Compuesto de la semana: Alicina

La alicina (S-Alil-2-propentiosulfinato) es un compuesto organosulfurado que se obtiene del ajo, especie de la familia de las aliáceas.

El compuesto no se encuentra de manera natural en el ajo, sino se genera cuando el ajo sufre daño mecánico (corte y/o molienda), liberando la enzima aliinasa, que convierte la aliina en alicina, produciendo el característico olor a ajo fresco cortado.

El compuesto generado es inestable y rápidamente se transforma en una serie de compuestos azufrados como el disulfuro de dialilo.

Estructura de la alicina

La alicina es un compuesto clave en los sistemas de defensa del ajo contra el ataque de plagas e insectos. Fue aislado por primera vez por el químico orgánico Chester J. Cavallito y su colega Hays Bailey en 1944. La alicina fue fundamental en el desarrollo de derivados de la tiamina en la década de 1950, en especial por parte de científicos nipones.

Estructura 3d Alicina

La alicina ha sido estudiada por su potencial antibiótico, como una alternativa para el tratamiento de infecciones bacteriales resistentes a múltiples medicamentos. También ha sido candidata como medicamento para tratar infecciones fúngicas, sin embargo, la efectividad y seguridad de los tratamientos basados en este compuesto todavía no son claros.

Se han realizado estudios sobre las propiedades de este compuesto como agente hipoglucémico e hipolipemiante. La estabilidad de la alicina es baja debido a su rápida degradación, al ser calentada por encima de los 60°C se descompone, por lo que su aislamiento a partir de fuentes naturales es difícil.

Ajo