Anandamida

La anandamida (N-arachidonoylethanolamina o AEA) es un ácido graso neurotransmisor que se deriva del metabolismo no oxidativo del ácido araquidónico, un ácido graso esencial omega – 6 polinsaturado. Forma parte de los mediadores lipídicos de acción holócrina y parácrina llamados endocanabinoides.

Estructura de la anandamida

Historia y nombre

Su nombre deriva de la palabra ananda, que en sanscrito describe un estado de bienestar interior, sensación de paz y felicidad interna. Fue aislada e identificada por el químico checo Lumír Hanuš y el farmacéutico americano William Anthony Devane en el laboratorio del químico orgánico Raphael Mechoulam en la Universidad de Jerusalén en 1992. Se degrada por la acción de la FAAH (Ácido graso amido hidrolasa), produciendo etanolamina y acido araquidónico.

Estructura 3D de la anandamida
Estructura 3D de la anandamida

Bioquímica de la anandamida

La anandamida interactúa en el cuerpo humano con los receptores CB1 y CB2, que son los mismos receptores que tiempo antes, se habían asociado a los efectos del THC en el cuerpo humano. Este descubrimiento confirmo la presencia de sustancias con efectos similares a los cannabinoides en el cuerpo humano, por esta razón recibieron el nombre de endocannabinoides.

Los estudios sobre la bioquímica de la anandamida prosiguen, se ha descubierto que tiene papeles en procesos como la formación de blastocitos en las primeras etapas del embrión. También en la regulación del comportamiento de alimentación y la generación neuronal de motivación y placer, relacionado tanto con la ingesta de alimentos ricos en anandamida, así como en la estimulación de su producción at través de actividad física.

Se han identificado diversas fuentes naturales de anandamida exógena, como el chocolate y el cacao fermentado, junto con sustancias que pueden tener un efecto similar, la N-oleoylethanolamina y la N-linoleoylethanolamina.

También se han encontrado niveles importantes en trufa negra, erizos de mar y preparaciones a partir de huevos de peces como botarga del mezzogiorno, batarej y el kiramisu.

Como dato curioso, se han encontrado concentraciones elevadas de anandamida en la Drosophila melanogasterk, conocida como la mosca de la fruta, junto con otras moléculas identificadas como endocannabinoides, a pesar de que no se han detectado la presencia de receptores CB en este organismo*.

Erizo de mar, fuente de anandamida exógena
Erizo de mar, fuente de anandamida exógena

*Jeffries K, Dempsey D, Behari A, Anderson R, Merkler D (Nov 2014). “Drosophila melanogaster as a model system to study long-chain fatty acid amide metabolism“. FEBS Letters. 588 (9): 1596–1602. doi:10.1016/j.febslet.2014.02.051. PMC 4023565. PMID 24650760.

McPartland J, Di Marzo V, De Petrocellis L, Mercer A, Glass M. (Aug 2001). Cannabinoid receptors are absent in insects. Journal of Comparative Neurology. 436 (4): 423–429. doi:10.1002/cne.1078. PMID 11447587.