Spray evanescente

Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

Una de las incorporaciones recientes a los elementos presentes en un campo de futbol fue el spray evanescente o espuma evanescente. Usada para indicar las distancias de cobro de los tiros libres, fue usada por primera vez a nivel profesional en el Campeonato local de Brasil de 2001 y el primer encuentro de la Copa Mundial en el que se utilizó el spray desvanecedor fue el partido inaugural de la Copa Mundial de la FIFA 2014 entre Brasil y Croacia el 12 de junio de ese año, utilizado por el árbitro Yuichi Nishimura. Conozcamos la ciencia y la química detrás de este elemento

Spray marcador en el fútbol

El spray evanescente, también conocido como espuma evanescente, es una sustancia que se aplica en un campo de fútbol de asociación para proporcionar un marcador visual temporal. El árbitro lo utiliza sobre todo para indicar la distancia mínima a la que el equipo defensor puede situarse del balón durante un tiro libre directo, así como para indicar el lugar desde el que se ejecuta el tiro. El spray tiene un aspecto similar a la pintura blanca o a la espuma de afeitar diluida cuando se aplica inicialmente. Desaparece por completo en un minuto, sin dejar residuos visibles.


Utilizado principalmente en los niveles más altos de la competición, se dice que el aerosol evanescente ayuda a evitar retrasos innecesarios al impedir que el equipo defensor se acerque más de los 9,15 metros reglamentarios al balón durante un tiro libre, y también al impedir que el equipo atacante mueva ilegalmente el balón desde el lugar en el que el árbitro concedió el tiro. Su uso en el fútbol no está regulado por las Reglas de Juego, y la autorización está en manos del órgano rector de un partido, liga o torneo.

Historia

En el año 2000, el inventor brasileño Heine Allemagne desarrolló el espray con el nombre de «Spuni» (pronunciado SPOO-nee, de espuma, la palabra portuguesa que significa espuma). Su primer uso a nivel profesional fue en el Campeonato Brasileño de 2001, la Copa João Havelange. Los árbitros aprobaron por unanimidad su uso y desde entonces el spray se adoptó en las competiciones brasileñas.

Su inventor presentó una solicitud de patente internacional para «Spuni» el 31 de marzo de 2000 y la patente se concedió el 29 de octubre de 2002. Desde entonces, el spray se ha utilizado en muchas competiciones internacionales de fútbol. En junio de 2014, la última versión comercial del spray, «9-15», debutó en la Copa Mundial de la FIFA 2014. «9-15» fue desarrollado por el empresario argentino Pablo Silva y su producción comercial comenzó en 2008.

En 2018, Allemagne denunció públicamente que la FIFA no le había pagado por el aerosol y que, en cambio, seguía produciendo y utilizando el aerosol sin pagar regalías. En diciembre de 2017, un tribunal brasileño reconoció la patente de Allemagne y ordenó a la FIFA que dejara de utilizar el aerosol en sus competiciones; la FIFA se ha negado a cumplirlo, argumentando que los tribunales brasileños no tienen jurisdicción sobre ellos.

La Copa América de 2011 fue el primer torneo de selecciones nacionales en el que se utilizó el spray Su éxito hizo que lo adoptaran varias ligas nacionales en 2011 en América, incluida la Major League Soccer. También se ha utilizado en la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA de 2013 en Turquía, en el Campeonato Europeo Sub-17 de la UEFA de 2014 en Malta y Gozo, y en la Copa Mundial de la FIFA de 2014 en Brasil.

Química de la espuma

La lata contiene agua (~80%), gas butano (~17%), tensioactivo (~1%) y otros ingredientes, como aceite vegetal (~2%). El butano licuado se expande al expulsar el producto de la lata. El butano se evapora instantáneamente, formando burbujas de gas en la mezcla de agua y tensioactivos. Los tensioactivos hacen que las burbujas tengan estabilidad y, por tanto, se forma un coloide de gas en líquido (espuma). Las burbujas acaban colapsando y la espuma desaparece, dejando sólo agua y residuos de tensioactivos en el suelo.

Los tensioactivos son compuestos químicos que disminuyen la tensión superficial entre dos líquidos, entre un gas y un líquido o la tensión interfacial entre un líquido y un sólido. Los tensioactivos pueden actuar como detergentes, agentes humectantes, emulsionantes, agentes espumantes o dispersantes. La palabra «surfactante» es una mezcla de agente tensioactivo, acuñada hacia 1950.

Los agentes que aumentan la tensión superficial son «tensioactivos» en el sentido literal, pero no se denominan surfactantes, ya que su efecto es contrario al significado común. Un ejemplo común de aumento de la tensión superficial es la salificación: al añadir una sal inorgánica a una solución acuosa de una sustancia débilmente polar, la sustancia precipitará. La sustancia puede ser en sí misma un tensioactivo; ésta es una de las razones por las que muchos tensioactivos son ineficaces en el agua de mar.

Preocupación por los parabenos

En septiembre de 2014, a pocos meses del debut de la espuma evanescente en el torneo de la FIFA 2014, una agencia de inspección alemana llegó a la conclusión de que el spray desvanecedor utilizado durante los partidos de la Copa del Mundo de 2014 contenia parabenos, una sustancia química relacionada con problemas de salud. La agencia, Technischer Überwachungs-Verein (TueV), emitió un comunicado sobre la preocupación diciendo: «En su forma actual, el producto no es utilizable en Alemania y la Unión Europea.» El TueV también calificó el producto de «hormonalmente activo».

El sitio web Safecosmetics.org denomina a los parabenos «varias sustancias químicas distintas con una estructura molecular similar. Cuatro de ellos se utilizan con frecuencia en los cosméticos: etilparabeno, butilparabeno, metilparabeno y propilparabeno. El metilparabeno y el propilparabeno son los más comunes».

También afirman que «los parabenos son más comunes en los productos de cuidado personal que contienen cantidades significativas de agua, como champús, acondicionadores, lociones y limpiadores y exfoliantes faciales y de ducha, con el fin de desalentar el crecimiento de los microbios». El sitio web también sugiere que «los parabenos están relacionados con el cáncer, la toxicidad reproductiva, la inmunotoxicidad, la neurotoxicidad y la irritación de la piel».

A pesar de estos hallazgos, no se emitieron alertas sobre el uso de la espuma evanescente en Europa o en otros países.

Para más información World Cup 2014: Vanishing spray ‘could see more free-kick goals’

Print Friendly, PDF & Email

Como citar este artículo:

APA: (2022-12-08). Spray evanescente. Recuperado de https://quimicafacil.net/notas-de-quimica/spray-evanescente/

ACS: . Spray evanescente. https://quimicafacil.net/notas-de-quimica/spray-evanescente/. Fecha de consulta 2023-02-02.

IEEE: , "Spray evanescente," https://quimicafacil.net/notas-de-quimica/spray-evanescente/, fecha de consulta 2023-02-02.

Vancouver: . Spray evanescente. [Internet]. 2022-12-08 [citado 2023-02-02]. Disponible en: https://quimicafacil.net/notas-de-quimica/spray-evanescente/.

MLA: . "Spray evanescente." https://quimicafacil.net/notas-de-quimica/spray-evanescente/. 2022-12-08. Web.

Si tiene alguna pregunta o sugerencia, escribe a administracion@quimicafacil.net, o visita Como citar quimicafacil.net