Andreas Libavius

Tiempo de lectura estimado: 6 minutos

Andreas Libavius o Andrew Libavius nació en Halle, Alemania, hacia 1550 y murió en julio de 1616. Libavius fue un hombre del Renacimiento que ejerció como profesor en la Universidad de Jena enseñando historia y poesía. Después fue médico en el Gymnasium de Rothenburg y más tarde fundó el Gymnasium de Coburg. Libavius fue conocido sobre todo por practicar la alquimia y escribir un libro llamado Alchemia, uno de los primeros libros de texto de química que se escribieron.

Andreas Libavius
Andreas Libavius

Vida personal de Libavius

Libavius nació en Halle, Alemania, como Andreas Libau, hijo de Johann Libau. Su padre, que sólo era un trabajador del lino, no pudo dar a Libavius una educación porque en esta época sólo los ricos podían obtener una educación superior.

Demostrando una gran inteligencia de niño, Livavius superó su condición personal y asistió a la Universidad de Whittenburg a la edad de dieciocho años en 1578. En 1579 ingresó en la Universidad de Jena, donde estudió filosofía, historia y medicina. Obtuvo el grado académico de magister artium en 1581 y fue nombrado poeta laureado.

Comenzó a enseñar en Ilmenau en 1581 y permaneció allí hasta 1586, cuando se trasladó a Coburgo para enseñar allí. En 1588 fue a estudiar a la Universidad de Basilea y recibió el título de doctor en medicina. Poco después, se convirtió en profesor de historia y poesía en la Universidad de Jena. Al mismo tiempo, también supervisó las disputas en el campo de la medicina.

En 1591 se convirtió en médico del consejo de la ciudad de Rothenburg y, un año después, en superintendente de escuelas. Este cargo provocó un conflicto con el rector de las escuelas que hizo que Libavius se trasladara a Coburgo en 1605. En 1606 se le ofreció y aceptó el cargo de director del restablecido Casimirianum Gymnasium de Coburgo. Vivió en Coburgo desde 1607 hasta su muerte en 1616.


Se sabe poco de su vida personal, pero tuvo dos hijos, Michael y Andreas, que siguieron los pasos de su padre y se convirtieron en profesores y médicos. También tuvo dos hijas, Susanna y una cuyo nombre se desconoce.

Alquimia y química

Libavius es conocido sobre todo por su trabajo como alquimista. La alquimia era una ciencia primitiva cuyos objetivos eran transformar la materia, como convertir los metales comunes en oro. Los alquimistas también intentaban encontrar un elixir de la vida que les permitiera curar todas las enfermedades. La alquimia es el estudio que se convirtió en lo que hoy conocemos como química. Libavius creía que sus estudios en alquimia ayudarían a los avances en el campo de la medicina.

En 1597 Libavius publicó Alchemia, un libro de texto que resumía todos los descubrimientos que los alquimistas habían hecho hasta ese momento. Alchemia estaba organizado en cuatro partes: qué tener en un laboratorio, descripciones de los procedimientos, análisis químicos y transmutación. Publicar un libro así era una blasfemia, ya que muchos alquimistas querían mantener sus descubrimientos para sí mismos para evitar que se utilizaran mal. Libavius pensaba que el conocimiento debía compartirse si podía utilizarse para ayudar a mejorar la humanidad.


Portada de Alchemia considerado el primer texto sobre química de la historia debido a la descripción de procedimientos para la obtención de algunos compuestos
Portada de Alchemia considerado el primer texto sobre química de la historia debido a la descripción de procedimientos para la obtención de algunos compuestos

Sus estudios sobre la alquimia condujeron a muchos nuevos descubrimientos en química. Descubrió métodos para preparar una serie de productos químicos como el ácido clorhídrico, el sulfato de amonio y el cloruro de estaño. También registró los peligros de la alquimia, ya que la mayor parte de ella se realizaba en los hogares, y propuso el desarrollo de una serie de laboratorios, llamados casas químicas, para hacer de la alquimia una práctica más segura.

Libavius era un firme creyente en la crisopoeia, o la capacidad de transmutar un metal básico en oro. Este punto de vista fue objeto de mucho debate entre los alquimistas de la época, y él lo defendió en varios de sus escritos. Aunque descubrió varios procesos químicos nuevos, tendía a ser más bien un teórico y se inclinaba por el aristotelismo tradicional más que por la alquimia paracelsiana.

Obras y publicaciones

En un lapso de 25 años (1591-1616) Libavius escribió más de 40 obras en el campo de la lógica, la teología, la física, la medicina, la química, la farmacia y la poesía. Participó activamente en la polémica, sobre todo en los campos de la química y la alquimia, por lo que muchos de sus escritos fueron controvertidos en su época.


Libavius era un luterano ortodoxo, y en sus tratados teológicos, que escribió bajo el seudónimo de Basilius de Varna, criticó al catolicismo, concretamente a la orden de los jesuitas, y más adelante en su vida, al calvinismo. Esto también puede verse en algunas de sus obras no teológicas, particularmente en algunas de las obras producidas durante su participación en el conflicto entre los paracelsistas, antiparacelsistas, galenistas y hermetistas.

Dibujo de una “casa química”, la propuesta de Libavius sobre laboratorios
Dibujo de una “casa química”, la propuesta de Libavius sobre laboratorios

En 1597, escribió el primer libro de texto de química sistemática, Alchemia, donde describió la posibilidad de la transmutación. En este libro también demostró que las lociones de sal cuprosa son detectables con amoníaco, lo que hace que cambien de color a azul oscuro. Escribió en 1615 Syntagmatis alchamiae arcanorum donde detalló la producción de cloruro de estaño, algo que desarrolló en 1605. Sin embargo, no fue la primera persona en inventar este proceso, ya que el fraile franciscano Ulmannus lo había descubierto antes y escribió sobre él en el libro Buch der heiligen Dreifaltigkeit en 1415.

También aportó obras al estudio de la medicina. Entre 1599 y 1601 escribió Singularia, una colección de cuatro volúmenes de conferencias sobre ciencias naturales, que incluía una colección de descripciones y discusiones sobre fenómenos médicos. En 1610 publicó uno de los primeros textos médicos alemanes, Tractatus Medicus Physicus und Historia des fürtrefflichen Casimirianischen SawerBrunnen/ unter Libenstein/ nicht fern von Schmalkalden gelegen.


Para más información Andreas Libavius and the Transformation of Alchemy: Separating Chemical Cultures with Polemical Fire

Print Friendly, PDF & Email
A %d blogueros les gusta esto: