La tabla periódica de los elementos en peligro

El teléfono que puedes estar usando en este momento para ver esta tabla periódica se compone de unos 30 elementos, más de la mitad de los cuales pueden ser motivo de preocupación en los próximos años debido a la creciente escasez. El tema de la escasez de elementos no se puede enfatizar lo suficiente.

La tabla periódica de la escasez de los elementos químicos
La tabla periódica de la escasez de los elementos químicos

Dado que cada mes se descartan o reemplazan unos 10 millones de teléfonos inteligentes solo en la Unión Europea, se debe analizar cuidadosamente nuestras tendencias para desperdiciar y reciclar indebidamente dichos artículos. A menos que se proporcionen soluciones, corremos el riesgo de ver que se agotan muchos de los elementos naturales que conforman el mundo que nos rodea, ya sea debido a los suministros limitados, su ubicación en áreas de conflicto o nuestra incapacidad para reciclarlos por completo.

La protección de los elementos en peligro de extinción debe lograrse en varios niveles. Como individuos, debemos preguntarnos si las actualizaciones de nuestros teléfonos y otros dispositivos electrónicos son realmente necesarias, y debemos asegurarnos de que reciclamos correctamente para evitar que los dispositivos electrónicos viejos no terminen en vertederos o contaminen el medio ambiente.

A nivel político, necesitamos ver un mayor reconocimiento de los riesgos que plantea la escasez de elementos, y se deben tomar medidas para apoyar mejores prácticas de reciclaje y una economía circular eficiente.

Además, la transparencia y las cuestiones éticas deben considerarse para evitar el abuso de los derechos humanos, así como para permitir que los ciudadanos tomen decisiones informadas al comprar teléfonos inteligentes u otros dispositivos electrónicos, ya que muchos de los elementos que necesitamos en nuestros productos electrónicos se importan de zonas de conflicto.

Diseño de la tabla periódica

En esta tabla periódica, el área ocupada por cada elemento es proporcional a la cantidad de ese elemento en la corteza terrestre y en la atmósfera (esto sólo afecta al nitrógeno). La escala es logarítmica (log de átomos de megatones) ya que los elementos menos abundantes serían invisibles en una escala lineal. Aun así, se ha tenido que ampliar algunos de los más pequeños para que puedan ser vistos. Las muy diferentes cantidades de elementos conducen a una tabla periódica con jorobas y curvas de barrido en lugar de una cuadrícula de líneas rectas. También permite que los lantánidos (lantano a lutecio) se coloquen en su posición correcta.

Se han omitido todos los elementos transuránicos porque ninguno de ellos se produce de forma natural en una medida significativa, aunque el plutonio, que está presente en pequeñas cantidades en el uranio natural, está ahora disponible en cantidades bastante elevadas como subproducto de la generación de energía nuclear. El tecnecio se encuentra en pequeñas cantidades en la corteza terrestre y se utiliza ampliamente en la obtención de imágenes médicas, pero todo ello se prepara en el laboratorio a partir de un isótopo radiactivo de molibdeno.

Vulnerabilidad de los elementos

Por supuesto, la cantidad de un elemento que está disponible no nos dice nada sobre si debemos preocuparnos por su suministro. Esto también depende de la medida en que se utiliza y si se recicla o no.

La Tabla Periódica presentada por EuChemS codifica con colores cada elemento para indicar cuánto tiempo durará si continuamos usándolo al ritmo que lo hacemos en este momento. Con una excepción, los elementos no se pierden para nosotros, se dispersan más ampliamente y se vuelven más y más difíciles de recoger y suministrar. En la Tabla, se espera que los elementos coloreados en rojo se dispersen dentro de 100 años, mientras que los de color verde están disponibles en abundancia, en algunos casos siendo reciclados por procesos naturales. Elementos de color naranja y amarillo que pueden volverse vulnerables a medida que los usamos más.

Cuatro elementos -estaño, tántalo, tungsteno y oro- son parcialmente de color negro. Son elementos que provienen de minas donde se libran guerras por los derechos de los minerales o donde las ganancias de las minas financian las guerras. La mayoría de ellos están en la República Democrática del Congo.

Estos elementos también vienen de otros lugares, así que hay que tener cuidado de que las muestras utilizadas en la fabricación no vengan de estas minas. La trazabilidad es el proceso por el cual los minerales son etiquetados y rastreados a lo largo de su vida desde la mina a través de todos los pasos de procesamiento hasta la fabricación final de un dispositivo. También se extiende al destino de ese elemento después del final de la vida útil del dispositivo. Esto es de crucial importancia para asegurarnos de que no tenemos elementos en nuestros bolsillos de lugares donde ha muerto gente para extraerlos.

para más información Element Scarcity – EuChemS Periodic Table